Actualmente, lo “eco” está de moda; y no es para menos, porque es saludable y muy necesario.
Por ello, hoy te vamos a dar unos consejos para hacer de tu hogar un espació más ecológico. Con ello, contribuirás con la sostenibilidad del medio ambiente, cuidarás a los que te rodean, y disminuirás los gastos de tu hogar.

1. Aísla correctamente techos, paredes y suelos de tu vivienda.
Existen en el mercado una gran cantidad de materiales que te ayudarán a aislar tu vivienda.

2. Coloca ventanas de doble o triple cristal.
Ahorrarás tanto en calefacción como en aire acondicionado mejorando tanto el aislamiento térmico como el acústico.

3. Utiliza bombillas de bajo consumo.
Parece obvio pero todavía hay una gran cantidad de viviendas que no se han pasado a este tipo de iluminación imprescindible en una casa sostenible.

4. Elige la orientación adecuada
La clave es que puedas aprovechar al máximo las horas de sol.

5. Elige siempre electrodomésticos que tengan la etiqueta energética (Energy Star)
La etiqueta energética clasifica el rendimiento del aparato en siete letras que van de la A a la G. Siendo los de la clase A son los más eficientes y los de clase G, los menos eficientes.

6. Elige pinturas naturales no tóxicas.
Estas pinturas contienen agua, yeso, cal, arcillas y grasas naturales. Son más saludables y además evitas malos olores y posibles intoxicaciones.

7. Instala fuentes de energías renovables.
Si vives en una zona con muchas horas de sol puedes instalar una caldera solar o una placas fotovoltaicas. Aunque en principio es una inversión, a lago plazo notarás el ahorro.

8. Utiliza materiales naturales y reciclables en la decoración de tu vivienda.
Algodón, lana, madera. corcho, acero inoxidable, etc. A través de la decoración puedes disfrutar de una casa sostenible.

Como ves es mucho lo que podemos hacer para construir una casa más sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Hay ideas muy sencillas de implementar con las que contribuiremos a crear un mundo mejor.

Y tú ¿nos aportas algún consejo más?