Pirámide alimentaria

Pirámide de alimentación saludable

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria (SENC) ha actualizado la pirámide de alimentación saludable, teniendo en cuenta los hábitos alimentarios más relevantes así como la práctica de actividad física y sedentarismo en la población española.

Estilos de vida saludables

En el primer eslabón, se encuentran aspectos, que sin ser alimentos, forman parte de un estilo de vida saludable:

  • Realiza una hora de actividad física al día. Con ello, además de quemar calorías, mejorarás tu salud funcional y disminuirás el riesgo de padecer enfermedades como hipertensión, diabetes, cardiopatías…
  • No dejes influenciar la alimentación por tu estado de ánimo (situaciones de estrés, nerviosismo, etc…).
  • Mantén un equilibrio entre la ingesta de alimentos y el desgaste físico.
  • Cocina los alimentos utilizado técnicas saludables como la cocina a vapor, al horno, a la plancha o hervidos.

Hidratos de carbono

En el segundo eslabón, encontramos los hidratos de carbono: pan, pasta, arroz, harina, patatas, legumbres, etc…
Consúmelos según el grado de actividad física que realices. Cuando los compres, opta por aquellos que sean integrales y elaborados con harinas de grano entero.

Frutas y verduras

En el tercer eslabón, encontramos frutas (3-4 veces al día) y verduras/hortalizas (2-3 veces al día).
Son alimentos clave para tu salud y la suma de raciones diaria de frutas más verduras/hortalizas, debe ser cinco.
En este nivel, se incorpora el aceite de oliva virgen extra.
Tanto estos alimentos como los del eslabón anterior, debes incluirlos en cada comida principal.

Proteínas y lácteos

En el cuarto eslabón, encontramos las carnes blancas (pollo, pavo, conejo) y a los pescados (blancos y azules).
También incluyen las legumbres y los huevos. Estos últimos, se recomienda que sean ecológicos o camperos (los que tienen el cero o el uno en la primera numeración).
Por último, hace referencia a los frutos secos, sobre todo a las nueces, de las que se recomienda un consumo de tres o cuatro al día por ser beneficiosas para la salud.

En la parte de la izquierda, se encuentran los lácteos. Recomendando, los lácteos semidescremados con un consumo de 2 a 3 veces al día.

Carnes rojas, procesadas y embutidos

En el quinto eslabón, encontramos los embutidos, carnes rojas y carnes procesadas.
Se debe moderar su consumo, pero debemos hacer hincapié en que no solo se debe vigilar la cantidad, sino también la calidad. A la hora de elegir, es mejor optar por carnes ecológicas de animales que hayan vivido en armonía con la naturaleza.

Alimentos ultraprocesados, azúcares, grasas y sal

En cúspide de la pirámide están los alimentos ricos en sal, azúcares y grasas.
Alimentos de consumo muy ocasional y reflexivo.

Suplementos nutricionales

Muchas personas necesitan consumir suplementos nutricionales. Tomar esta decisión de manera individual sin el asesoramiento de un profesional de la salud puede ser peligroso y contraproducente. Por eso, la nueva pirámide incluye una banderita en la que se ve una cruz con los cuatro colores. La cruz simboliza que necesitamos el consejo dietético de un profesional de la salud y, cada color, una especialidad: enfermeros, nutricionistas, médicos y farmacéuticos.

 

Si tienes presente esta pirámide en tu día a día, tendrás una alimentación saludable y eso te aportará un estilo de vida saludable.