Desde hace tiempo, algunos estudios confirman que el consumo de alimentos contaminados por contacto con envases, latas o recipientes de plástico que liberan Bisfenol A produce graves efectos tóxicos.

¿Qué el el Bisfenol A?

El Bisfenol A es un producto químico orgánico que se usa en la fabricación de un tipo de plástico llamado policarbonato. Este plástico crea envases fuertes y de gran durabilidad, evitando que su contenido se oxide.

Está presente en latas de alimentos o bebidas, recibos de compras o extractos bancarios, cd’s e incluso en biberones y causa desequilibrios en el sistema hormonal a concentraciones muy bajas.

Aunque afecta a todas las edades, los bebés son los más perjudicados, pues el sistema hormonal afecta intensamente a su desarrollo embrionario. Esta gravísima exposición tiene lugar a través del cordón umbilical o de la leche materna, que transmite todas las hormonas acumuladas en el cuerpo de la madre.

¿Cómo evitar la exposición al Bisfenol A?

Utiliza envases de vidrio, cerámica,madera o acero inoxidable para almacenar, conservar y calentar los alimentos.

Según Neus Fabregat Cabello de la Universitat Jaume I, para evitar la exposición de los envases de plástico al Bisfenol A al calentar los alimentos en el microondas, hay que observar el código que estos recipientes llevan impreso en su base. Este código se encuentra en el interior de un triángulo formado con tres flechas y consiste en una numeración del 1 al 7. Así, los plásticos más seguros para calentar en microondas son los de tipo 2, 4 y 5. Cualquiera de estos envases, se deben calentar sin su tapa puesto que el código de numeración solo corresponde a la base.

¿Qué efectos tiene el Bisfenol A?

El Bisfenol A es un disruptor endocrino que, aún a dosis muy bajas, interfiere en nuestro sistema hormonal, causando alteraciones en el sistema endocrino y en la producción de hormonas.

  • Efectos sobre el aparato reproductor. En hombres, produce un descenso de los niveles de esperma, de la testosterona y en general, de la fertilidad masculina. En mujeres, disminuye la calidad y cantidad de ovocitos, tiene efectos negativos sobre el endometrio, produce ovarios poliquísticos, abortos y partos prematuros.
  • Efectos sobre el metabolismo, como aumento del peso o la aparición de diabetes mellitus tipo II.
  • Efectos sobre el sistema cardiovascular, con el aumento de enfermedades cardíacas e hipertensión.
  • Efectos sobre el cerebro y la conducta, como hiperactividad, aumento de la agresividad, aumento a la susceptibilidad de sustancias adictógenas y problemas tanto en el aprendizaje como en la memoria.
  • Efectos carcinogénicos, puede desarrollar efectos mutagénicos y teratogénicos, como cáncer de próstata y cáncer de mama.

Si quieres evitar cualquier efecto provocado por los compuestos de los envases de plástico, Embutidos ecológicos Luis Gil te recomienda cambiarlos por materiales como el vidrio, la cerámica, la madera o el acero inoxidable.