Hoy en día, el turismo se ha convertido en un motor económico capaz de generar empleo ofreciendo oportunidades de subsistencia y contribuyendo con ello a paliar la pobreza e impulsar el desarrollo inclusivo.

Por ello, el año 2017 ha sido declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.

«Es una oportunidad única para construir un sector turístico más responsable y comprometido, que pueda capitalizar su inmenso potencial en términos de prosperidad económica, inclusión social, paz y entendimiento, y preservación de la cultura y el medio ambiente», manifestó el secretario general de la OMT, Taleb Rifai.

¿Qué claves han de asumir los ciudadanos para convertirse en turistas sostenibles?

1. Cuando estés organizando el viaje, elige proveedores que ofrezcan garantías de calidad así como el respeto a los derechos humanos y al medio ambiente.

2. Utiliza los recursos naturales con moderación, son bienes escasos.

3. Minimiza la generación de residuos, son una fuente de contaminación.

4. Cuando tengas que deshacerte de un residuo, hazlo de la manera más limpia posible dentro del lugar de destino.

5. En un espacio natural procura que la única huella que dejes atrás sea la de tu calzado.

6. Si visitas ecosistemas sensibles, como arrecifes de coral o selvas, infórmate de cómo hacerlo para causar el menor impacto posible y no degradarlos.

7. Al comprar regalos y recuerdos elige productos locales. Favorecerás la economía local y la diversidad cultural.

8. No adquieras flora y fauna protegida por el Convenio de Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), ni productos derivados de dichas especies. Es un delito y contribuye a su extinción.

9. En tu destino disfruta conociendo la cultura, costumbres, gastronomía y tradiciones de las poblaciones locales.

10. Trata de contribuir con tu presencia al desarrollo de un turismo responsable y sostenible, construyendo con tu viaje un planeta más saludable y solidario.

Siguiendo estas recomendaciones el turista contribuirá a conservar la riqueza biológica de la Tierra y a mejorar las oportunidades de desarrollo de muchas personas.

Y tú ¿eres un turista sostenible?