Cada día, tiramos a la basura un kilo y medio de residuos por persona. Esto quiere decir que al año, estamos produciendo más de media tonelada de residuos que acaban contaminando nuestro planeta.

Zero waste es un movimiento global que tiene como objetivo dejar de generar residuos o reducirlos al máximo posible. Una nueva forma de entender, gestionar y tratar los residuos.

¿Qué promueve el concepto “Zero waste”?

Este concepto promueve el rediseño de los ciclos de vida de los recursos para que todos los productos sean reutilizables.

Es decir, de la misma manera que el medio ambiente tiene sus ciclos por los que los recursos son reutilizados, este movimiento intenta que los residuos provenientes de las acciones humanas, también lo sean.

Para ello, promueve una serie de reglas muy sencillas con las que todos podremos reducir al máximo nuestra producción de residuos.

Primera regla: Rechazar

La primera regla del ciclo comienza por rechazar todo tipo de envase innecesario comprando productos a granel y utilizando bolsas de plástico,

Segunda regla: Reducir

La segunda regla trata de reducir todo lo que compramos de manera innecesaria. Esta regla fomenta la compra de lo necesario y a ser posible, que tenga larga vida útil.

Tercera regla: Reutilizar

La tercera regla trata de reutilizar todos los objetos, ofreciéndoles una segunda oportunidad. Transformándolos en otros objetos de diferente uso o pasándolos a otras personas para que les puedan dar uso.

Cuarta regla: Reciclar

La cuarta regla trata de reciclar en la medida de los posible, los residuos que hayamos generado. Depositando cada uno de ellos en su contenedor correspondiente.

Quinta regla: Descomponer

Y la quinta y última regla que trata de descomponer los residuos que no hayamos podido reciclar.

 

Como ves, las reglas que presenta el movimiento “Zero waste” son muy sencillas. Debemos ir introduciéndolas en nuestros hábitos de compra, pues cualquier pequeña modificación puede tener un gran impacto.

Se trata de empezar a pensar el coste ambiental que tiene cada una de nuestras acciones, y llevar una vida más basada en experiencias y no en pertenencias.

Y a ti ¿qué te parece el movimiento “Zero waste”?