La obsolencia programada u obsolencia planificada es la programación por parte de los fabricantes de un producto para poner fin a su vida útil.

Este tiempo es calculado por el fabricante en el proceso de diseño del producto y principalmente, tiene fines económicos sabiendo que el producto tendrá que ser renovado al cabo de un tiempo con el consiguiente aumento de beneficios.

Pasado un período de tiempo “x”, el producto dejará de funcionar no porque esté estropeado, sino porque ha sido diseñado para que pasado ese tiempo, el dispositivo falle.

Para que la obsolencia programada funcione y el fabricante logre sus objetivos, el cliente ha tenido que quedar satisfecho con la relación “calidad-precio” para renovar su producto por el equivalente más moderno, y por supuesto, por el mismo fabricante.

Esta renovación constante de productos, tiene una gran repercusión en la sociedad y en el medio ambiente.

¿Cómo podemos frenar la obsolencia programada?

Existe un sello que permite identificar aquellos productos que no la tienen y que luchan en contra de ella.

ISSOP

El sello ISSOP distingue a aquellas organizaciones y personas que se han comprometido de forma determinante con la excelencia en el ámbito de la sostenibilidad, del respeto por el medio ambiente y por la personas, con el objetivo de promover un cambio hacia un nuevo paradigma, basado en un modelo económico donde la economía del bien común sea el referente.

¿Cómo pueden los fabricantes conseguir este sello?

  • Priorizando la compra de productos y la contratación de servicios que sean respetuosos con el medio ambiente, fabricados sin obsolescencia programada, y si es fabricante de algún producto, fabricarlo sin obsolescencia programada. Utilizando preferiblemente producto local y el “Comercio Justo”.
  • Contribuyendo a la mejora energética y a la disminución de emisiones, con el objeto de reducir las huellas de carbono y ecológica corporativa.
  • Realizando la correcta gestión de residuos.
  • Promoviendo la cultura del consumo social y ambientalmente responsable.
  • Apostando por una responsabilidad ambiental y la preservación del Medio Ambiente local.
  • Facilitando el acceso a la formación ambiental y de integración social.
  • Evitando hacer uso de una publicidad engañosa o ambiental y socialmente irresponsable.
  • Promoviendo la igualdad e integración social.
  • Facilitando la conciliación laboral, familiar y personal.
  • Promoviendo y difundiendo los compromisos adoptados hacia un modelo de gestión más sostenible y responsable. Incluir en sus contratos con terceros clausulas que impidan la corrupción.

Actualmente Europa tiene como objetivo acabar con el obsolencia programada exigiendo a los fabricantes que cualquiera de sus productos se pueda reparar, así como que amplíen los períodos de garantía.

Y tú ¿eres consciente de la obsolencia programada?