Hoy en día, nos encontramos con numerosos cosméticos que presentan el texto “libre de parabenos”, “sin parabenos”, “paraben free”, etc.

¿Qué son los parabenos?

Los parabenos son unos compuestos químicos que actúan como conservantes de un producto aumentando su periodo de utilización y evitando que el producto pierda efectividad.

¿Qué pueden causar?

La concentración de estas sustancias es tan baja en cosmética que su efecto sobre el organismo es prácticamente inapreciable. De hecho, la Agencia Española del Medicamento se encarga de que ningún producto cosmético que esté en el mercado sea nocivo para la salud. En cualquier caso, es interesante saber qué es cada cosa, identificarla, saber cómo funciona y por qué debemos desecharla.

¿Dónde podemos encontrar parabenos?

En dentífricos, cremas, desodorantes, champús, geles, maquillajes, lacas de uñas… aunque también los podemos encontrar en alimentos como bollería, comida precocinada, salsas, etc.

¿Cómo los podemos identificar?

Los parabenos son un grupo de 6 conservantes y en la UE se le han asignado los siguientes códigos: E214, E215, E216, E217, E218 y E219. En cosméticos también se pueden identificar con estos nombres: Benzoato de sodio, Sodium (y Ammónium) y Laureate Sulphate.

¿Qué parabenos están permitidos?

Existen diferencias en cuanto a la seguridad de los muchos compuestos que forman esta familia, según los datos que se tienen sobre ellos. Los admitidos por la legislación de cosméticos en Europa son:

  • Methylparaben y ethylparaben: no son motivo de preocupación si se usan en las concentraciones permitidas. Son seguros y eficientes conservantes. Aparecerán al final de la lista de ingredientes del cosmético (significa que están presentes en baja cantidad). Estos conservantes deben encontrarse en un máximo del 0,4 % de concentración en un producto (o el 0,8 % si son mezclados).
  • Butylparaben y proylparaben: aunque su concentración suele ser baja, el Comité Científico de Seguridad de los Consumidores de la Comisión Europea, SCCS, ha recomendado reducir su límite legal . Recientemente la Comisión Europea ha limitado el uso de estos parabenes al 0.14%, ya sea cuando se utilizan solos o mezclados.Además se prohíben en productos destinados a la zona del pañal para menores de 3 años, como las cremas del culito del bebe, ya que la piel de la zona del pañal puede estar dañada o irritada, lo que aumentaría el riesgo de absorción de estas sustancias.
  • La OCU también aconseja que por precaución se eviten butylparaben y propylparaben en productos que permanecen sobre la piel (cremas y lociones corporales) durante varias horas, así como en niños menores de 3 años y embarazadas.

¿Qué parabenos se deben evitar?

La Unión Europea prohibió en 2014 los parabenes isopropylparaben e isobutylparaben, y otros como el phenylparaben, benzylparaben o pentylparaben (en realidad muy poco utilizados). Se considera que no hay suficiente información sobre sus riesgos por lo que no es posible evaluar su seguridad y por tanto no deben ser utilizados.

 

La alternativa a los productos con parabenos es buscar productos con las etiquetas “paraben free” o “libre de parabenos” para ello podemos escoger productos ecológicos que además de no contener parabenos tampoco contienen otras sustancias químicas sintéticas como parafinas o perfumes.