Las viviendas son inmuebles que tienen gran impacto sobre el medio ambiente, tanto por el espacio que ocupan como por los recursos que consumen.

Arquitectos y aparejadores llevan años estudiando como hacer viviendas más respetuosas con el entorno rural que nos rodea y con el medio ambiente desde el punto de vista energético y de consumo de agua. Son estas viviendas las que se conocen como casas ecológicas sustentables.

¿Qué características tienen este tipo de viviendas?

  • Cuentan con paneles solares que permiten aprovechar la energía fotovoltaica del sol.
  • Están construidas de tal forma que aprovechan al máximo la luz y el calor solar.
  • Cuentan con un depósito que permiten recoger el agua de la lluvia.
  • Muchas de ellas disponen de un sistema de calefacción que funciona a partir de la energía geotérmica que se obtiene del calor del suelo.

Además de esto, la construcción no se lleva a cabo en cualquier lugar, sino que se respeta el espacio en el que se va a ubicar la casa adaptando la arquitectura al espacio disponible y utilizando materiales que tengan un menor impacto en el entorno como puede ser la madera o la utilización de materiales reciclados. Esto hace que la casa se adapte a la naturaleza y al ecosistema haciendo que tanto la flora como la fauna sigan su desarrollo normal en el entorno.

Aunque existen muchos modelos de casas ecológicas sustentables, unas de las más conocidas con las denominadas «passivhaus» o «casas pasivas». Este tipo de casas tratan de eliminar la dependencia energética de agente externos porque ellas traen lo necesario para producir su propia energía.

Su construcción está realizada en materiales de calidad, resistentes, duraderos y están muy bien aisladas para reducir el consumo de calefacción y aire acondicionado.

El precio de este tipo de casas es elevado, pero hay que tener en cuenta el ahorro que conlleva en agua, electricidad y climatización cuando se vive en una casa de este tipo.

Y tú ¿qué piensas de las casas ecológicas sustentables?