Luis Gil en su afán por conseguir un producto de máxima calidad y tratar de que llegue al consumidor con el mejor precio posible, se planteó la posibilidad de instalar un molino con mezcladora para poder hacer sus propias mezclas de cereal en las instalaciones.