Hoy en día, el consumo de productos ecológicos está aumentando en nuestro país porque los consumidores son cada vez más conscientes de sus ventajas.

Los alimentos ecológicos son los que obtienen una certificación, y para ello deben superar los controles de los comités de agricultura de la comunidad autónoma donde se producen o elaboran.

Para identificar un producto ecológico, hay que fijarse en su etiquetado.