Hoy en día, el turismo se ha convertido en un motor económico capaz de generar empleo ofreciendo oportunidades de subsistencia y contribuyendo con ello a paliar la pobreza e impulsar el desarrollo inclusivo.

Por ello, el año 2017 ha sido declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo.