El concepto de desarrollo sostenible fue propuesto por la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Naciones Unidas en el informe de Brundland como:

“Un desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”

Debido a que la sostenibilidad es un paradigma para pensar en un futuro donde las consideraciones ambientales, sociales y económicas deben estar equilibradas en la búsqueda de una mejor calidad de vida; el concepto de desarrollo sostenible está basado en tres elementos fundamentales que deben contemplarse: medio ambiental, económico, y social.