La economía circular es un concepto cada vez más utilizado que combina aspectos económicos con otros relativos al medio ambiente. Se basa en el principio de “cerrar el ciclo de la vida” o el círculo de los productos.

Actualmente nos regimos por una economía basada en una producción lineal en la que se extraen materias primas para utilizarlas en el proceso de producción o fabricación de bienes y servicios que posteriormente se tirarán.