La carne de cerdo siempre se ha considerado poco beneficiosa para la salud y va ligada al incremento de los niveles de colesterol en sangre.

Aunque son numerosas las contraindicaciones de la carne de cerdo, esta carne magra tiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud del consumidor.

Es rica en proteínas, su grasa es beneficiosa para nuestro organismo y sus nutrientes nos aportarán un buen funcionamiento de nuestro sistema.