El cerdo es una animal del que se aprovecha absolutamente todo. Tanto es así que cualquiera de sus partes se pueden cocinar.