Si hay un animal del que se puede aprovechar todo, este es el cerdo. Y es una verdad, actualmente cuando vamos a la carnicería, cada vez encontramos cortes más variados. Además del lomo o el solomillo, existen otras piezas muy sabrosas como la pluma.

¿Sabes diferenciar y cocinar la pluma, el secreto, el solomillo o la presa de cerdo?

Presa

La presa es una carne que está unida a la paletilla, formando parte del cabecero del lomo. Su posición hace que esté veteada de grasa intramuscular, dándole un sabor muy jugoso.

Se puede cocinar de cualquier forma pero siempre en cocciones cortas.

Secreto

El secreto se encuentra en el extremo superior de la falda próxima a la cabeza del lomo. Se denomina así porque es un corte que está escondido entre la paletilla y la panceta. Sólo puede verse si se corta el músculo en horizontal. De cerdo, es la pieza con más grasa.

Se recomienda cocinarlo a la plancha.

Solomillo

Se encuentra en la parte trasera del cerdo y es la pieza más magra y demandada por el consumidor.

Al ser de gran tamaño, se puede filetear y cocinarla a la parrilla o al horno.

Pluma

Se encuentra junto al lomo, lo que le hace tener un textura excelente.

Como el secreto, son piezas delgadas, con vuelta y vuelta en la parrilla o en la sartén bastará para disfrutar de su excelente sabor.

Aunque el cerdo se puede cocinar de múltiples formas, hay tres consejos en la cocina cárnica:
1. La carne está mejor cuanto menos la tocas.
2. La carne antes de que se cocine, debe estar del tiempo.
3. La sal, se debe echar antes de cocinar la carne.

Si sigues estos consejos, sacarás el mejor sabor de la carne que estés comiendo.