Esta semana un alimento tan básico en nuestra dieta mediterránea como el aceite de oliva virgen extra ha estado de actualidad debido a la mala nota que le otorga el polémico semáforo nutricional Nutri-Score. Este nuevo sistema que pretende implantar el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar para que los consumidores puedan distinguir la calidad nutricional de los alimentos parece que va a generar no pocos problemas y controversias.