La pandemia del COVID nos ha marcado para siempre y ha dejado su huella también en los hábitos de consumo de los hogares españoles. Descubre qué ha cambiado en nuestra forma de comprar durante estos meses.

Se dispara la compra online

Desde el inicio de la crisis y hasta finales de abril las compras por Internet han crecido un 86,6% según datos de la consultora Nielsen. Un 11,5% de personas han hecho su primera compra online durante la cuarentena. Nuevos compradores digitalizados, con un prefil más tradicional, a los que la situación les ha empujado a optar por el comercio online descubriendo sus grandes ventajas. Una situación sin precedentes y una tendencia que los expertos pensaban que tardaría años en llegar a España . En cuanto a alimentación las ventas por Internet han aumentado un 45% entre el 5 de abril y el 7 de mayo, un crecimiento muy por encima de las de otros productos .

Apuesta por productos más sostenibles y de cercanía

Según la consultora Kantar un 73% de la población prefiere los alimentos más saludables y de productores locales, por tanto más sostenibles. Los mayores de 65 años son los que más consumen productos de proximidad, de hecho un 90,2% así lo afirma. Una opción vista como una decisión solidaria para apoyar el tejido empresarial como parte de la solución para reducir el impacto de la crisis económica y ayudar a sus vecinos. Esto también ha incidido en un aumento de las compras en las tiendas de barrio y comercio de proximidad que ha crecido frente a la compra en grandes superficies.

Crece la compra de alimentos de producción ecológica

El COVID-19 nos ha hecho reflexionar mucho y la preocupación por la salud y el medioambiente se ha vuelto también una prioridad para muchos consumidores que han visto que las opciones ecológicas presentan un doble beneficio para nuestra salud y para cuidar del planeta al mismo tiempo. Varios estudios han puesto de relevancia esta tendencia mundial. En España hemos visto como el comercio ecológico de proximidad ha aumentado sus ventas exponencialmente y en países como Francia estudios publicados por Nielsen afirman que el sector ecológico ha crecido un 22%, un 40% y un 63% durante tres semanas consecutivas. Una gran noticia, sin duda.

La franja de consumidores de 18 a 45 años es la que más se decanta por el consumo de productos ecológicos según la encuesta ‘Hábitos de Compra y COVID-19que segrega los resultados por franjas de edad, y que ha realizado la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana  . Un 59% afirma haber incluído este tipo de productos en su cesta de la compra durante el confinamiento.

Disminuye el pago en efectivo

Un cambio de tendencia claro viene marcado por la reducción del efectivo que manejamos. La intención de minimizar riesgos a la hora de pagar en los establecimientos nos ha llevado a apostar por métodos de pago como tarjetas de crédito, Bizum, pago por móvil…

La retirada de metálico en cajeros automáticos cayó un 68% durante el mes de marzo, según una encuesta realizada por el banco digital N26. La consultora Capgemini señala en un informe que el 47% de los españoles afirma haber aumentado el uso de pagos digitales durante la pandemia y un 48% señala que seguirá haciéndolo en los próximos 6-9 meses. 

La entrega a domicilio

Esto ya no será un coto de las empresas de comida rápida.

Otra de las tendencias de consumo que ha llegado para quedarse es el reparto a domicilio de comida. Por un lado la entrega de alimentos frescos en casa a las personas que cocinan a diario y que ha aumentado hasta un 37% según Fooduristic. Por otro la opción de recibir comida ya preparada en el propio domicilio gracias al servicio que muchos locales de hostelería, obligados a reinventarse y buscar formas alternativas de ingresos durante la pandemia, han puesto en marcha.

¿Te ves reflejado en estos cambios de tendencia? ¿Qué hábitos nuevos has adoptado en tu forma de comprar alimentos y van a quedarse contigo?