Carne ecológica, Consejos, Consumo

Aprende a cocinar los diferentes cortes del cerdo

Quién no ha oído el famoso refrán “del cerdo hasta los andares”. Este conocido dicho pone de relevancia que del cerdo se aprovecha absolutamente todo. Y así es.

Os explicamos en este post cuáles son los diferentes cortes del cerdo y cómo es mejor cocinar cada uno de ellos.

1. Careta

De textura gelatinosa es perfecta para cocinar a baja temperatura o a la brasa.

2. Secreto de papada

Situado en la zona del cuello es una carne súper aprecidada por su gran infiltración de grasa que lo convierte en un bocado exquisito. No necesita grandes elaboraciones, a la plancha, al horno, a la brasa… dando protagonismo al producto es como mejor se disfruta.

3. Carillera

Se localiza a ambos lados del hueso de la mandíbula. Es un músculo que el cerdo ejercita mucho así que es una carne muy magra y excelente. Un clásico de la gastronomía española. Guisada o al horno con patatas, una delicia.

4. Aguja

Es una pieza de carne tierna y jugosa situada en la parte superior del cuello, justo antes de la costilla. Suele cocinarse en filetes a la plancha o al horno.

5. Presa

Situada sobre la paletilla. Corte extra jugoso y con una gran infiltración de grasa. Perfecta para disfrutar a la plancha, al horno, o a la brasa poco hecha.

Al igual que el secreto no necesita grandes elaboraciones sino dar protagonismo absoluto a la pieza de carne.

6. Presa de paleta

Se localiza entre el cabecero del lomo y la paletilla y es uno de los cortes del cerdo más apreciados por su gran proporción de grasa intramuscular.

7. Pluma

Junto con el solomillo, la presa y el secreto es una de las piezas del cerdo más aclamadas.

Destaca por su finura y su gran equilibrio entre grasa y magro. Basta con un vuelta y vuelta en la sartén para disfrutar al máximo de su increíble sabor.

8, 9 y 10. Lomo

Uno de los cortes más populares y conocidos. En la parte superior del animal.

Jugoso y súper tierno admite mil y una elaboraciones: con salsas variadas, relleno, al horno, a la plancha, rebozado, empanado…

11. Paleta

Esta pieza se obtiene de las extremidades delanteras. Se elabora de la misma forma que el jamón y a diferencia de este, la paleta tiene menor peso y contiene más hueso.

12. Secreto

Esta pieza se encuentra próxima a la paleta, y tiene forma de abanico.  Su carne se caracteriza por el veteado blanco de grasa infiltrada lo que le proporciona una textura y jugosidad deliciosas.
Para disfrutar cocinándolo de manera sencilla a la plancha, la brasa o el horno con una buena guarnición.

13. Costillas

Es uno de los cortes más asequibles del cerdo. Una pieza versátil para el día a día. Nuestra recomendación es hacerlas al horno o a la brasa. También en guisos y platos de cuchara.

14. Solomillo

Uno de los cortes gourmet más populares por su jugosidad y finura. Fácil de cocinar ya que admite preparaciones variadas (plancha, horno, guisos).

15. Jamón

El rey de los embutidos. En nuestro caso obtenemos jamones con mucha veta, alto contenido en ácido oleico y gran cantidad de grasa infiltrada gracias a la alimentación de nuestros cerdos y a su crianza en total libertad. Tiene un sabor jugoso e intenso al que es difícil resistirse.

16. Panceta

Un embutido tradicional y sin duda un auténtico manjar. Con intenso sabor, gran jugosidad y muy fundente. Tanto en su versión curada como en su versión fresca es siempre una delicia. 

Además de todos estos cortes tanto las orejas como el rabo y las pezuñas del cerdo también se aprovechan y se utilizan en la gastronomía para elaborar diversos platos.

Volver

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.