A pesar de adelantar la fecha más de una semana a lo habitual y este año resultar algo atípica, BioCultura Madrid seguirá siendo una gran feria para el mundo ecológico

Un espacio de reencuentro con clientes de siempre, tiendas de consumo habitual y posibles nuevos clientes; pero sobre todo, una feria en la que te encuentras con el consumidor final, el que compra tus productos.