No pocas veces hemos recibido consultas sobre los puntos blancos que a veces aparecen en el jamón. Existen muchos bulos y falsas creencias alrededor de estos “extraños” puntitos y la gente tiende a pensar que se trata de un defecto, que el jamón está en mal estado o que son parásitos. Nada más lejos de la realidad. Sigue leyendo y descubre qué son y por qué aparecen.

¿Qué son los puntitos blancos que aparecen a veces en el jamón?

En realidad se trata de cristales de tirosina, que es uno de los veinte aminoácidos que forman las proteínas. Un aminoácido que se forma a partir de otro aminnoácido esencial en los mamíferos, la fenilalanina.

Es un sólido que forma cristales y que normalmente presenta un color blanquecino.

¿Por qué aparecen?

Su aparición o cristalización tiene lugar cuando las proteínas presentes en el jamón se degradan y se dividen en algunos de los aminoácidos que las formas, entre ellos, la tirosina.

¿Es seguro consumir el jamón cuando aparecen estos puntos blancos?

Es totalmente seguro comer un jamón en el que han aprecido estos puntitos blancos, ya que son perfectamente comestibles y su aparición no afecta a la calidad del jamón y tampoco a su sabor.  Normalmente puede ser un indicativo de un proceso de curación prolongado ya que tienden a aparecer en jamones de larga curación aunque a veces también lo hacen en jamones de curación rápida.

Así que, desvelado el misterio, ahora ya tienes la certeza de que puedes comer y disfrutar de tu jamón con toda tranquilidad y además sabiendo que estos puntitos blancos pueden ser indicativos de su calidad y de una curación lenta y prolongada.