Aunque a muchos la raza duroc les suene «a chino», su carne está presente en muchos de los embutidos y jamones que consumimos habitualmente.

La raza duroc aunque tiene su origen en EEUU se introdujo en España en los años 60 y es el resultado del cruce entro los años 60 y es el resultado del cruce entre las razas Old Duroc y Red Jersey que a su vez provienen de otras con descendencia europea y africana.

El cerdo duroc se caracteriza por su rusticidad, su capacidad de adaptación al medio y a nivel reproductivo, destaca por su elevada prolificidad (número de lechones por parto).

En cuanto a su aspecto físico, presentan una tez de color rojo oscuro con pelo largo, sus orejas son de mediana longitud con las puntas hacia abajo sin que dificulten la visión.

El tronco es de longitud media, profundo y arqueado. Extremidades largas, medianamente finas y derechas con pezuñas fuertes de color negro.

La raza duroc se caracteriza por poseer una carne con un alto contenido en grasa infiltrada lo que da como resultado unos alimentos más jugosos, con más veta y un sabor más intenso.

El duroc es la única raza que se permite cruzar con el ibérico dentro de la normativa del ibérico (R.D. 1469/2007 del 2 de noviembre) hasta un 50% de sangre, siempre por vía paterna.
La razón por la que es utilizada esta raza duroc, es porque mejora de manera considerable la productividad produciendo lechones más fuertes y de mejor crecimiento.

En Embutidos Luis Gil todos nuestros productos están elaborados con nuestros cerditos raza duroc, con eso conseguimos embutidos y jamones de gran calidad, jugosos y con un sabor más intenso.

¿Todavía no los has probado?