El procedimiento de lectura del etiquetado de los productos ecológicos, es el mismo que el que realizamos cuando lo hacemos con el de un producto convencional. De todos modos, es recomendable que sepas y sigas los pasos que te detallamos a continuación:

  • En el etiquetado de los productos ecológicos, los ingredientes vienen ordenados según la cantidad de producto. Es decir, aparecerá primero el de mayor porcentaje y a continuación en sentido decreciente, el resto de ingredientes.
  • En un alimento ecológico, los ingredientes más abundantes deben proceder de la agricultura ecológica. Por ello, normalmente van señalados con un * y una nota informativa especificando “Ingredientes procedentes de la agricultura ecológica”.
  • Debes prestar especial atención al tipo de grasas que contiene, qué edulcorantes/endulzantes utiliza; y si además lleva algún tipo de aditivo no deseado.
  • Una vez que hemos leído los ingredientes y hemos comprobado que siguen cumpliendo con nuestros deseos, tenemos que buscar el sello que certifica que el producto es ecológico.
    Para ello, tendremos que buscar el logotipo de “la Eurohoja”. Todos los productos que lo contengan, cumplen con la normativa establecida, no han utilizado ningún OMG y son respetuosos con el bienestar animal y la biodiversidad.
    Junto con este sello, en algunos casos puede aparecer el sello oficial de los consejos reguladores de la agricultura ecológica de cada Comunidad Autónoma; pero este no es obligatorio.
    El único que es realmente obligatorio y el que certifica que el producto es ecológicos en cualquier país de la Unión Europea, es “la Eurohoja”.
  • Por último y no menos importante, nos debemos fijar en la procedencia del producto. Si un alimento ha tenido que viajar miles de kilómetros hasta llegar al consumidor final, el concepto de ecología se pierde porque su huella de carbono será altísima.
    Lo mismo pasa si en vez de un alimento, se trata de un ingrediente de un producto ecológico. En este caso, en su etiquetado debe indicar “producto no UE”. El alimento seguirá siendo ecológico, pero uno de sus ingredientes, rompe el concepto de ecología.

Por ello, desde Luis Gil, te recomendamos comprar productos ecológicos y nacionales como son toda nuestra gama de carnes y embutidos ecológicos que elaboramos con ingredientes procedentes de la agricultura ecológica.

Y tú ¿quieres añadir algo más a la lectura del etiquetado de productos ecológicos?