Uno de los proyectos más importantes que hemos desarrollado durante este año ha sido la instalación de placas fotovoltaicas en la cubierta de nuestra fábrica en Las Ruedas de Ocón para autconsumo de energía solar. Una importante inversión para una empresa pequeña como la nuestra que nos va a permitir ahorrar una media de ¡36,026 toneladas de CO2 al año! 

Revertir el calentamiento global es el principal desafío medioambiental al que nos enfrentamos. La piedra angular en la lucha contra el cambio climático y un problema alarmante al que la comunidad internacional no logra poner remedio. Según el último informe de la ONU alerta “el mundo ya no puede seguir aplazando las acciones radicales necesarias para reducir las emisiones de CO2 si se quiere evitar una catástrofe climática”.

Una de las medidas más efectivas para lograr este objetivo, junto a actividades como la agricultura y la ganadería ecológicas, es el uso de las energías limpias. Conscientes de ello y debido a nuestro compromiso con el planeta y con el entorno en el que desarrollamos nuestra actividad en Embutidos Luis Gil hemos invertido en una instalación fotovoltaica para autoconsumo que nos va a permitir ahorrar una media de 36,026 toneladas de CO2 al año y casi un 25% de energía eléctrica de la red convencional.

La instalación está formada por 216 paneles solares de 335 Wp altamente eficientes que producen 72,36 Kw de potencia total y una energía total de 100.914 Kw/h.

El proyecto técnico ha sido desarrollado por la empresa riojana Aresol y la inversión ha sido posible gracias al apoyo del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

La instalación se encuentra a pleno rendimiento desde mayo de este año y por el momento no podemos estar más satisfechos con los resultados obtenidos.