El concepto de desarrollo sostenible fue propuesto por la Comisión Mundial sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo de Naciones Unidas en el informe de Brundland como:

“Un desarrollo que satisface las necesidades de la generación presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades”

Debido a que la sostenibilidad es un paradigma para pensar en un futuro donde las consideraciones ambientales, sociales y económicas deben estar equilibradas en la búsqueda de una mejor calidad de vida; el concepto de desarrollo sostenible está basado en tres elementos fundamentales que deben contemplarse: medio ambiental, económico, y social.

El desarrollo sostenible se presenta como una necesidad partiendo de la base de que el ser humano habita en un planeta con recursos naturales limitados y por tanto susceptibles de agotarse. Además, la creciente actividad económica sin más criterio que el lucro a toda costa, tanto a escala local como global, produce graves problemas medio ambientales que pueden resultar incluso irreversibles.

La limitación de recursos naturales da lugar a 3 reglas en relación al desarrollo sostenible:
+ Ningún recurso deberá utilizarse a un ritmo superior al de su generación para asegurarse de que sea renovable.
+ Ningún contaminante deberá producirse a un ritmo superior al que pueda ser reciclado, neutralizado o absorbido por el medio ambiente.
+ Ningún recurso no renovable deberá aprovecharse a mayor velocidad de la necesaria para sustituirlo por un recurso renovable utilizado de manera sostenible.

Para tratar de paliar estos riesgos, debemos contemplarlos a nivel ecológico, económico y social, puesto que todo en el mundo se encuentra interrelacionado.

Todas las decisiones y acciones que tomamos tienen un impacto directo o indirecto en el medio ambiente.

Desde Luis Gil te animamos a llevar una vida sostenible y optar por un desarrollo sostenible.

Fuentes: sostenibilidad.com, unesco.orge-ducativa.catedu.euecoactivate.blogspot.com.es