La carne de cerdo siempre se ha considerado poco beneficiosa para la salud y va ligada al incremento de los niveles de colesterol en sangre.

Aunque son numerosas las contraindicaciones de la carne de cerdo, esta carne magra tiene numerosas propiedades beneficiosas para la salud del consumidor.

Es rica en proteínas, su grasa es beneficiosa para nuestro organismo y sus nutrientes nos aportarán un buen funcionamiento de nuestro sistema.

Es cierto que el cerdo es un animal que contiene altas concentraciones de grasa en su estructura, pero si elegimos bien la parte del cerdo que deseamos consumir, nos aportará grandes beneficios.

Vitaminas

Destacan las vitaminas del tipo B como la tiamina y riboflavina o vitamina B12, importantes en el metabolismo de las grasas y proteínas, así como en la liberación de energía a través de los alimentos.

Proteínas

Contiene altas dosis de proteínas de alto valor biológico (necesarias para el desarrollo muscular en época de crecimiento) y está compuesta por una buena combinación de aminoácidos esenciales fáciles de asimilar por nuestro organismo.

Minerales

Su contenido en zinc, fósforo, sodio, potasio y magnesio es alto; aunque destaca por su aporte de hierro lo que hará que mantengas una buena salud previniendo la anemia ferropénica.

Ácidos grasos

Es rica en grasas monoinsaturadas y contiene altas cantidades de ácido oleico, lo que ayuda a mantener unos niveles adecuados de colesterol bueno HDL, bajando el colesterol malo LDL.

Teniendo en cuenta los beneficios que aporta la carne de cerdo, Embutidos ecológicos Luis Gil recomienda su inserción en una dieta sana y equilibrada donde tienen cabida todo tipo de alimentos siempre y cuando no abusemos de ellos.

Y tú ¿incluyes carne de cerdo en tu dieta?